Editorial Noviembre 12’2021
11 noviembre, 2021
Ediorial Noviembre 26’2021
24 noviembre, 2021

La Fórmula de la Mejora Continua / Evaluación + Retroalimentación

Ms. Karen Fast / Academic Coordinator Upper Elementary & Jr. High

“Nos encanta tener razón, pero aprendemos más cuando cometemos errores” Dylan Wiliam

A lo largo de nuestra vida,  todos nosotros hemos vivido la experiencia de ser evaluados en base a nuestros conocimientos y, a su vez, hemos recibido retroalimentación para mejorar nuestras áreas de oportunidad y seguir desarrollando nuestras fortalezas.

Si bien la evaluación es necesaria para el proceso de aprendizaje, la retroalimentación es primordial,  ya que es un ejercicio que estimula el desarrollo de las personas que lo están recibiendo. Vale la pena ahondar un poco más en las diferencias y similitudes de estos 2 conceptos tan comunes en nuestra vida académica.

La  evaluación es un proceso orientado a la formación que no solamente mide los resultados, sino que condiciona lo que se enseña y cómo se enseña; es una herramienta muy poderosa que nos muestra de qué forma aprenden los alumnos. Evaluar significa facilitar el aprendizaje en pro de la mejora en las prácticas pedagógicas a través de diversos instrumentos y estrategias enfocadas al logro de competencias y capacidades tanto individuales como grupales; en pocas palabras, la evaluación siempre será un medio y no un fin.

Si la evaluación solo se realiza con la intención de cuantificar y medir los conocimientos que han sido adquiridos, entonces no se estará transmitiendo de manera clara cuáles son los logros de los alumnos; es necesario acotar las distancias entre la situación actual en la que se encuentran los alumnos  y la situación ideal a la que deben llegar.

En contraste, la retroalimentación es básica dentro de la evaluación educativa, ya que es la información qué reciben los alumnos sobre su desempeño, logrando que se dé un ascenso gradual en ellos de manera consciente; señala y corrige inconsistencias, refuerza aprendizajes e incluye sugerencias que los ayudan a mejorar en distintas áreas. Se puede dar y recibir retroalimentación tanto de manera oral como escrita.

Para realizar una retroalimentación efectiva con nuestros alumnos es muy importante considerar los siguientes factores:

 1.  Tiempo y espacio

Destinar un horario y un lugar específico para compartir la retroalimentación es fundamental para que ésta sea recibida de una manera positiva

2. Asertividad

El uso adecuado de las palabras empleadas en la retroalimentación es muy importante para establecer la conexión que se desea; ser asertivo al momento de compartir la retroalimentación marca la diferencia en la recepción del mensaje.

3. Mantener una actitud abierta al aprendizaje y mejora

Recibir retroalimentación con una mentalidad de apertura ayudará a los alumnos a enfocarse no solamente en sus errores, sino más bien, los ayudará a  trabajarlos para convertirlos en aciertos que generarán un impacto profundo en el aprendizaje futuro.

Los cambios que nos permiten evolucionar como alumnos, colaboradores y personas son llevados a cabo a través de estas prácticas de evaluación y retroalimentación constante. 

En West Heights trabajamos diariamente en enfocar la energía y talento de nuestros alumnos de manera que demuestren la adquisición de contenidos y el desarrollo de sus habilidades a través de evaluaciones de tipo formativas y sumativas que son diseñadas con el propósito de ayudar a los alumnos a centrarse en la tarea a realizar y su proceso para llevarla a cabo; el diseño de estas lleva a los alumnos a centrarse en su autorregulación, autocontrol, autonomía y aprendizaje autodirigido. Nuestros alumnos reciben de manera diaria retroalimentación a través de las distintas plataformas digitales con las que trabajamos, como es el caso de Google Classroom o Seesaw, en donde de manera directa se pueden agregar comentarios a las evidencias que se comparten en las distintas materias y que conforman parte de sus promedios en cada reto.

Definitivamente evaluar no es lo mismo que retroalimentar, van de la mano y no existe uno sin el otro; son complementos perfectos que ayudan y enriquecen el proceso de aprendizaje de cada uno de nuestros Warriors.

X