Editorial Noviembre 19’2021
18 noviembre, 2021

Un año de mucho aprendizaje

Por Ms. Larissa Romero / Lower Elementary Assistant

¿Alguna vez se han preguntado lo que hace un maestro para dar una clase hoy en día?

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón” Howard G. Hendricks

La educación es un derecho para todos los niños y niñas y en estos  tiempos que estamos viviendo ya sea de manera presencial o a distancia la profesión de maestro ha sido la más difícil de adaptar al cambio pero gracias a todos nuestros maestros lo hemos logrado. 

No existía ningún texto, metodología o curso que les enseñara a ejercer su profesión ante una situación como la que vivimos actualmente y cada maestro tuvo que reinventarse para lograr dar sus clases sin perder su esencia.

No serán ni zoom, ni plataformas, ni la realidad aumentada quién salvará la educación de nuestros alumnos, serán los maestros quienes enseñan con el corazón y marcan la vida de cada alumno.  Esos maestros que enseñan con el corazón trabajan en West Heights.

En estos casi dos años los maestros han permanecido de pie ante cualquier tipo de inconveniente,  todos los días con una sonrisa y tratando de que sus clases a pesar de la distancia, sigan siendo divertidas, motivadoras pero sobre todo llenas de enseñanzas.   Se han convertido en psicólogos, consejeros, motivadores y muchos roles más, han logrado que nuestros alumnos tengan un aprendizaje significativo.

Hoy en día  hemos aprendido que la profesión de maestro no es nada fácil,  hemos entendido que estar frente a alumnos de manera presencial y a distancia es complicado y por ello merecen nuestro respeto y admiración. 

Seamos agradecidos por su corazón , paciencia y cariño para cada uno de nuestros alumnos.

X