¡Gracias!
5 junio, 2020
Editorial
12 junio, 2020

¿Será hoy el mejor momento?

Por Mr. Néstor Moctezuma

Hace poco una persona me platicaba acerca de su hijo, quien ha entrado a la preadolescencia, y en su compartir, solo escuchaba desesperación, frustración e inclusive impotencia porque su hijo no hacía lo que su padre le pedía. Y dentro de la plática, le pregunté ¿qué estás haciendo para formarte como padre?, ¿qué libro estás leyendo para conocer más de la adolescencia?, ¿a qué especialista te has acercado para que te oriente de una manera más puntual? Y es que pareciera que es sentido común el hacer todo lo anterior, pero a veces el sentido común, es el menos común de los sentidos.

Qué ironía que nosotros como adultos señalamos a los dispositivos digitales como los grandes culpables y/o distractores de la falta de atención y obediencia de nuestros hijos, cuando el 69% de padres checa sus dispositivos cada hora, de hecho un informe de la revista Forbes menciona que 34% de los padres y 35% de los jóvenes se despiertan en medio de la noche para revisar sus notificaciones, 50% de los adolescentes y 45% de los padres dicen que se ‘sienten adictos’ a su dispositivo móvil. En muchas familias, los teléfonos celulares y tabletas le están ‘quitando’ el sueño a sus integrantes. Gran parte de los padres y adolescentes se distraen durante el día con sus celulares.

El reto no se encuentra en el debate del uso de estos dispositivos, sino en lo que nosotros como padres estamos dispuestos a modelar, es decir, nosotros como adultos, ¿qué debemos hacer para ser ejemplo de nuestros hijos?, ¿cómo puedo convertirme en el líder que ellos esperan?, ¿de qué manera puedo amarlos por encima de mi impaciencia, desesperación, frustración e impotencia?

A continuación te comparto 5 tips para concientizar y reforzar nuestra paternidad HOY, de una manera asertiva y responsable:

  • Educación y formación continúa como padres.

Para crecer en tu trabajo, ¿tienes que especializarte?, ¿cuánto tiempo le inviertes?, para sentirte mejor físicamente ¿entrenas una vez a la semana?, ¿cuidas tu alimentación?, ¿a cuánto asciende la inversión que haces? Para estar enterado y tener temas de conversación ¿cuánto tiempo le inviertes a Netflix, YouTube, Facebook, Instagram, Twitter? Para ser mejor padre, mejor madre ¿qué estás haciendo hoy día?, ¿cómo te estás formando?, ¿cuanto tiempo le inviertes? ¿qué cursos estás tomando?, ¿qué libros estás leyendo? Pero sobre todo, ¿cómo estás aplicando todo lo que has aprendido?

  • Reconoce, acepta y abraza tu vulnerabilidad.

Nosotros como padres no somos perfectos, pero somos perfectibles, solo necesitamos reconocer nuestros errores, aprender de ellos y no cometerlos nuevamente. “Aquél que no conoce su historia, está condenado a repetirla”. Napoleón Bonaparte. 

Enrique Villarreal en su libro “Los grandes errores que cometemos los padres al educar a nuestros hijos” nos muestra de una manera clara lo que debemos de evitar en la formación y educación de los que más amamos. Este puede ser un buen inicio.   

  • Forma a hijos resilientes.

Julia Borbolla en su libro “Hijos fuertes” nos recuerda que nuestros hijos tienen toda una vida por delante que nosotros no podremos controlar, es por eso que debemos equiparlos con herramientas útiles para cualquier eventualidad y las mejores herramientas son sus propios recursos, esos que utilizarán cuando se encuentren en dificultades y nosotros no estemos ahí para ayudarles. ¿Recuerdas el tip #1?

  • Conoce tu papel.

Sea cuál sea tu situación familiar, si eres padre o madre, el papel viene acompañado de una larga lista de responsabilidades, averigua cuáles son en el libro de Ken Robinson “Tú, tu hijo y la escuela”.

  • Deja un Legado.

La sociedad globalizada en la que vivimos nos incita constantemente en el tener, porque al parecer el que tiene más es el que tiene mayor éxito, entre más acumules mayor será tu felicidad, no me malinterpretes, lo que quiero decir es que nos hemos concentrado en el TENER, que hemos descuidado por completo el SER. Recuerda que “Por tus frutos te conocerán”. ¿Qué te gustaría dejar hoy a tus hijos? Pregúntales qué necesitan hoy ¿Un padre amoroso, una madre atenta a la escucha? o ¿unos padres pudientes pero ausentes? Tienes en tus manos el mayor regalo que un padre puede tener, la vida de tus hijos ¿Qué sueñas con dejarles? ¿Cómo te gustaría ser recordado? ¿Cuál será tu legado?

En WH conscientes de la situación familiar actual y de sus retos, brindamos una Lifelong learners Culture no solo para nuestros alumnos sino para nuestros padres ofreciendo los recursos y herramientas como talleres para padres, conferencias con especialistas, así como los espacios para que nuestros papás puedan compartir su profesión y cómo están impactando al mundo con su trabajo, complementando así, la formación y educación de nuestras familias con una acentuación Global Minded.

X