Aviso
27 septiembre, 2021
Editorial Octubre 8’2021
7 octubre, 2021

La Musicoterapia y su importancia en el desarrollo infantil

Miss Gabriela López / Música

El aprendizaje está formado por distintas etapas, con las cuales los seres humanos desarrollan sus capacidades. A veces nos resulta difícil el aprendizaje de algo en particular, cuando esto sucede, podemos buscar ayuda en estudios que nos contribuyen de una manera significativa. Dentro de estos aspectos, podemos destacar a la musicoterapia como una elección que no solo estimulará en el desarrollo cognitivo del niño, sino también en su proceso del desarrollo de su personalidad y emociones.

¿Qué es la musicoterapia? 

El nombre correcto para referirnos a la musicoterapia, sería el de “terapia a través de la música” pero aún así el término musicoterapia ha sido aceptado sin ningún problema.  Podemos definir a la musicoterapia como el uso de la música y de los elementos musicales (sonidos, ritmo, melodía y armonía) con el fin de brindar soporte emocional y educativo, generando diferentes estímulos a través del oído y de la interpretación por medio de danzas y movimientos.

La musicoterapia en el desarrollo emocional

De acuerdo con el pensamiento platónico, la música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo. Investigaciones han convertido científicamente a esta terapia en un recurso importante que tiene la experiencia musical de interconectar nuestra multidimensionalidad emocional, mental y espiritual con los aspectos familiares, culturales y sociales.

 Al escuchar una canción, no solo pensamos en que nos agrada o disgusta esa canción, sino que mientras la escuchamos, nuestra mente se llena de información acerca de esta: “¿De qué lugar proviene esa canción?, ¿Qué instrumentos son los que escuchamos?, ¿Qué sentimientos me provoca esta canción?”. Así que cuando escuchamos música, nos estamos llenando de toda esta información que puede ser beneficiosa para el desarrollo de nuestras emociones. Actividades tan simples como “¿qué me hace sentir esta canción?” nos ayudan a comprender nuestra mente y a darnos el tiempo para meditar acerca de cómo nos sentimos a nuestro alrededor.

 

Beneficios de la música en el aprendizaje

Numerosas investigaciones aseguran que la inclusión de canciones y/o de elementos sonoro-musicales en la enseñanza, aporta beneficios en el proceso de aprendizaje a niveles lingüísticos, afectivos y sociolingüísticos. La mayoría de los maestros utilizan este recurso para desarrollar la memorización del alumno en algún tema en particular, esto lo podemos ver también en los hospitales en donde, utilizan la musicoterapia como recurso para restaurar aspectos de la memoría de personas con Alzheimer, demostrando resultados impresionantes. 

La música se procesa de forma sinfónica entre varias partes del cerebro a la vez. Esto hace que cada que alguien escucha algo por primera vez, el cerebro se activa buscando descifrar la nueva información, esto permite un mejor almacenamiento de información y del mismo modo aprender de una forma motivada o positiva.

Actividades recreativas musicales para el desarrollo infantil

Con la musicoterapia, podemos desarrollar distintas actividades que pueden abarcar desde lo más básico hasta el desarrollo de una actividad que requiera del conocimiento previo musical. Por ahora, nos enfocaremos en actividades que sean simples y divertidas para realizar en casa:

  • Dibujar imaginando

Para esta actividad solo se requiere de una canción con algún trasfondo, por ejemplo el tan conocido movimiento de Vivaldi “La primavera” de la obra “las cuatro estaciones”. Este movimiento habla acerca de la primavera, por lo cual al momento de escucharla, podemos observar que el compositor intentó recrear esta estación. La actividad sería simplemente dibujar lo que esta canción te hizo sentir, después de realizada, se puede hablar con el niño acerca de sus emociones y podemos comentarle acerca de la obra. 

  • Danza con movimientos

En esta actividad lo más importante es que el niño pueda centrar su atención en el sonido, por lo cual con alguna canción que tenga grandes diferencias sonoras (ya sea rápido y lento, o grave y agudo, entre otras) para cada tipo de sonido, se crea un movimiento el cual el niño tiene que realizar; por ejemplo, si escucha una canción lenta, irá caminando de puntitas, pero si escucha una canción rápida, dará saltos por la habitación. 

  • Drumming

El Drumming o la percusión es una excelente herramienta musical para inducir diversión alegre, adicción positiva y compromiso sin obstáculos. Para esta actividad le puedes sugerir al niño escuchar una canción y que con algunos palillos o algo similar, intente recrear el ritmo que escucha.

En musicoterapia no se enseña ni música, ni danza, ni canto; importa poco la perfección en la expresión musical del niño, lo que importa es que él o ella logre expresar y desarrollar la orquesta increíble que vive dentro de su mente.

X