C. Abril 20
20 abril, 2020
Editorial 22 de mayo 2020
20 mayo, 2020

¡Celebremos el Día del Niño!

Por Miss Karen Fast / Upper Elementary & Jr. High Academic Coordinator

“La mejor alabanza que puede hacerse de un hombre es compararlo a un niño”. Constancio C. Vigil

Definitivamente, no hay etapa más pura y honesta del ser humano que la niñez, etapa en la cual se experimentan los sentimientos y  sensaciones más sinceras y profundas de la vida; la niñez se construye de sueños, fantasías, aventuras e ilusiones.

Si analizamos las características de un niño podemos encontrar elementos muy simples que los ayudan a llegar ser adultos resilientes que disfrutan  la vida  intensamente y que siempre ven lo positivo en la cosas a pesar de las adversidades. Los niños viven intensamente, aman sin condición

se maravillan con las cosas simples de la vida, observan a detalle, hacen preguntas constantemente, muestran su afecto y perdonan con facilidad.

Lo que se vive en nuestra infancia va con nosotros por el resto de nuestros días, por lo que es de suma importancia crear vivencias significativas y fomentar aprendizajes positivos para que nuestros hijos crezcan física, mental y emocionalmente equilibrados, pero más allá de eso, que crezcan  felices disfrutando cada instante con intensidad.

Es muy importante hacer sentir apreciados a nuestros hijos en su etapa de niñez, animarlos a seguir adelante, celebrar sus triunfos y ayudarlos a enfrentar sus fracasos con dignidad para, de esta manera , formar futuros adultos que sepan cómo lidiar con las presiones de la vida  y que, al mismo tiempo, sepan cómo expresar sus conocimientos, ideas y sentimientos con el mundo exterior de una manera asertiva y positiva. 

Este período de contingencia, estoy convencida que nosotros, papás de la comunidad West Heights, hemos aprendido mucho de nuestros hijos; nos han recordado el sentido de la vida y nos han mostrado, a través de su ejemplo, como ser más resilientes, pacientes y  mejores ciudadanos.

Los invito a celebrar a nuestros niños, a aprender de ellos, a reír a carcajadas y maravillarse junto con ellos de los pequeños regalos que nos brinda la vida.

¡Feliz Día del Niño!

X