Editorial Enero 15’2021
14 enero, 2021
Editorial Enero 29’2021
28 enero, 2021

Papás, maestros emocionales y modelos de vida de su hijos

Ms. Fernanda Pereda / Preschool & Lower Elementary Principal

Frecuentemente escuchamos a los Padres de Familia haciendo mención sobre su nuevo rol como “maestro” de sus hijos en casa. Drásticamente se invirtieron los roles y espacios para tomar las clases y mantener rutinas académicas y esto ha sido un detonante de estrés en las familias. Sin embargo, ¿realmente es necesario que tú, papá o mamá, seas el maestro académico de tu hijo? La respuesta es “NO”. Tu rol es ser su MAESTRO EMOCIONAL Y MODELO DE VIDA. 

  • Ser el maestro que le ayuda a regular sus emociones y canalizar sus frustraciones recordando que cuando enfrenta un error se diga a sí mismo: “No pasa nada, soy muy valiente, yo puedo con esto.”
  • Ser quien lo orienta en cómo mantener su atención mientras realiza sus tareas y responsabilidades.
  • Eres la persona que le ayuda a mantener una rutina estable asegurando que se levante todos los días a la misma hora para tomar sus clases, quien se asegura que coma su desayuno y snack en los tiempos estipulados para que tenga la energía suficiente para rendir en sus clases. 
  • Eres quien lo puede aconsejar en como resolver una duda exhortando a que le pida ayuda a su maestro de clases. 
  • Eres quien le puede recordar que espere su turno y escuche las participaciones de los compañeros. 
  • Eres quien debe recordarle que su esfuerzo vale y vale mucho y que día con día será más fácil porque conforme aprenda, su trabajo será más sencillo y de mejor calidad. 

Te pido que como Papá aceptes que tu hijo va a cometer errores, no va a responder todo de manera correcta y a la primera. Van a existir momentos en que no va a entender bien indicaciones u ocasiones en que no va a terminar en tiempo y esto ESTÁ BIEN. Recuerda que cuando tú estabas en clases hubo momentos en los que tú cometiste errores y aprendiste de ellos sin tener a mamá o papá cerca para evitarlos y hoy eres más fuerte gracias a eso.
Hoy por hoy podemos decir que como comunidad hemos logrado que nuestros alumnos se adapten a esta modalidad en línea, a sus horarios, a su metodología de trabajo y a sus maestros. Es momento de monitorear y dejarlos responder, recortar, escribir y equivocarse solitos. Aún y los padres de niños pequeños, permitan que los niños hagan chuecas sus manualidades o usen el color equivocado; día con día irán mejorando sus habilidades y su comprensión de conceptos. Mejor disfruten la oportunidad de verlos crecer de cerca, de escuchar sus conversaciones con sus compañeros, de reírte de los chistes o anécdotas que comparten en clase. Festeja sus triunfos.
Por otra parte, como Colegio necesitamos conocer evidencias reales de lo que los niños pueden lograr para que nosotros como docentes podamos ajustar nuestros programas y adaptar nuestras clases a sus necesidades. 
Recuerda que algún día tendrán que regresar solos a clases y necesitarán ser lo suficientemente fuertes y resilientes para encarar los retos que se les presente en su nueva normalidad. Tu tarea más importante como maestro en casa será asegurarte que como papá lo hayas preparado para la vida con recursos suficientes para encararla con valores, salud y fortaleza socioemocional. 
Sé el mejor papá o mamá que puedas ser, esa es la lección más importante que tendrás que dar en tu rol como maestro en casa.

X