Menú Semanal *
15 enero, 2020
Editorial 24 de Enero 2020
21 enero, 2020

Inteligencia Emocional

Por Ms. Alejandra Aguilar / 6ºGrade Teacher 

“La habilidad de hacer una pausa y no actuar por el primer impulso se ha vuelto aprendizaje crucial en la vida diaria”.

– Daniel Goleman, psicólogo mundialmente reconocido por su teoría de la inteligencia emocional (IE). 

Vivimos en una época cada vez más impulsiva, queremos estar disponibles en todo momento, literalmente, al impulso de un botón. Pero, ¿qué pasa cuando debemos tomar una decisión sin estar emocionalmente preparado?. 

Una persona en un mismo día puede llegar a tener hasta 173 emociones. Estas emociones, impregnan todo nuestro sistema y posibilitan la adaptación y generación de acciones de acuerdo a los acontecimientos que nos corresponda vivir. Lograr que los niños piensen en lo que quieren realmente y resistan al impulso de todo lo que los influencía, requiere de nuestra constante vigilancia y práctica.

Como parte de nuestro currículum, integramos el desarrollo de la inteligencia emocional a través de nuestro programa de aprendizaje socio-emocional (SEL). 

Buscamos que nuestros alumnos sean conscientes de sus propios sentimientos y de los demás, reconozcan sus emociones y puedan mostrar empatía, logrando comprender los diferentes puntos de vista.

Acompañamos a los alumnos a que hagan frente, de forma positiva, los impulsos emocionales y de conducta. Lo más importante es que nuestro alumno se plantee objetivos positivos y trace planes para alcanzarlos, así como también logre utilizar la mejor manera de comunicarse para obtener relaciones sociales positivas.

Para educar la inteligencia emocional, los expertos nos recomiendan lo siguiente: 

  • Establece vínculos con respeto mutuo
  • Provee un entorno seguro
  • Ocúpate de las necesidades de cada uno 
  • Establece contacto físico ¿a quién no le sienta bien un abrazo?
  • Establece conversaciones recíprocas, no sólo cuestionamientos
  • Hazle sentir valioso, al final del día, los comentarios positivos superan a los negativos
  • Premia la actitud, no el resultado
  • Valida sus sentimientos y decisiones

Los invito a proveer de aprendizajes para la vida a sus hijos, cumpliendo así nuestro compromiso social de formar un mejor futuro.

X